Tuesday, 4 April 2017

Dualismo presuntuoso

Por: Kang Soo Min.


—¿A ti debo temerte?—. Pregunta ella, inquieta, desafiante.
No lo creo. Han transcurrido más de 20 años o un poco menos si tenemos en cuenta que en los primeros años no se es consciente de la existencia, ni de sí mismo, ni de nada. —Algunos continúan así durante toda su vida—. 

Y en este tiempo te he visto, te he sentido, me has dolido.
He aprendido de los errores, propios y ajenos. Algunas veces me doy el involuntario placer de repetirlos. —Las damas también lo hacemos—. Y cuando ello ocurre soy un poco más indulgente conmigo misma, suficientes son las consecuencias de aquellos desaciertos. 

Tengo temores por supuesto, pero cuando pienso en aquellos que enfrenté, en los que desaparecieron, en los que recién he descubierto, créeme, tú no perteneces a ninguno.

Thursday, 23 March 2017

El dolor es inherente al amor

Por: Kang Soo Min.

Una persona que dice amarnos puede causarnos dolor, de igual manera que nosotros podemos lastimar a quienes amamos, incluso sin notarlo y sin intención.
Todos hemos experimentado en nuestras relaciones más cercanas, aquellas con nuestros padres, amigos, hermanos, parejas, y en cualquiera donde se involucre el amor, algún tipo de inconveniente. Algunos de estos pueden ser momentáneos y superficiales, otros, por el contrario, pueden generarnos verdadero daño y pesar.

Hablemos con ejemplos. En un evento importante para nosotros, un grado, una presentación académica, una clausura o alguna actividad similar obviamente deseamos estar rodeados por nuestros seres más queridos. Pero si uno de ellos no asiste, sea con intención o no, su ausencia nos causa malestar, rabia, tristeza, dolor. Ahora bien, en una situación un poco más compleja, una discusión por ejemplo, uno de nuestros seres queridos dice algo que nos hiere profundamente, independiente de si este es su propósito o no. Esto también genera, sin duda alguna, dolor, un dolor mucho más intenso que en el ejemplo anterior.

Imaginemos ahora estas dos situaciones con personas a quienes no amamos, sean cercanas, conocidas o incluso extrañas. Su ausencia no hace mayor diferencia y sus palabras fuertes pueden ocasionarnos disgusto, rabia, incomodidad pero no dolor. Esto es porque no sentimos amor por ellas.

Por otra parte, no debemos asociar amor y dolor con sufrimiento. El sufrimiento se relaciona más con una decisión: podemos cambiarlo, iniciarlo o detenerlo. El dolor no, pues por mucho que deseemos no sentirlo no podemos evitarlo.


Monday, 19 December 2016

Adiós

Por: Mario Benedetti.

Este adiós que te guardo
está madurando con los días.
Exprimo nuestra vivencia
y no la dejo quedarse en el pasado.

No puedo avanzar contigo
porque te deseo a cada instante
y desear lo que no se puede tener
es como escribir sin que nadie te lea.

Eso seguro que lo entiendes.
Te quiero pero no deseo luchar
contra el destino.
Disfrutaré de vez en cuando
de tu recuerdo que seguirá alterándome.

Wednesday, 6 July 2016

El inicio del fin

Por: Kang Soo Min.

Hace varios años, en un proyecto de periodismo comunitario, en el cual tuve la grandiosa oportunidad de participar, escuché la historias de vida de una mujer que sufrió el desplazamiento por la violencia en dos ocasiones. Narraba con tristeza pero con mucha resiliencia y fortaleza esos momentos difíciles.

También conocí otras historias, vidas y familias que son víctimas de esta cruenta guerra interna que por años afectó a los más inocentes y benefició a unos pocos.
Obviamente esta experiencia influyó en mi pensamiento y crítica social.

Con lo firmado el 23 de junio en La Habana, creo que se dio un gran paso hacia adelante, creo que se abrió una gran posibilidad para acabar el conflicto armado en el país, pero no debemos confiarnos, aún hay muchas cosas negativas por acabar.

Es necesario aclarar que con esto tampoco se alcanzará la paz, la paz no es algo que se obtiene, es algo que se brinda de manera individual y que en conjunto llega a ser muy poderoso.

Anhelo de verdad una Colombia para unos próximos años diferente, tolerante y respetuosa con todas las formas de vida.

Saturday, 30 January 2016

Ser mujer es un orgullo y un reto

Por: Kang Soo Min.

Rosas, chocolates, invitaciones, una felicitación, etc., bienvenidos son pero mejor si se acompañan de respeto, igualdad/equidad, mentes que aceptan mis ideas y propuestas sin juzgar mis pensamientos ni sentimientos, un reconocimiento a mi trabajo sin que deba luchar más para que mi labor sea apreciada e incluso admirada por mis compañeros de trabajo y de esa forma estar a su mismo "nivel". Tranquilidad porque no se me va a violentar de ninguna manera por el hecho de ser/sentirme mujer, saber que miran mis ojos al hablar y no otra parte de mi cuerpo, cero juicios de valor sobre mis decisiones, en especial por aquellas que no encajan con los estándares asignados histórica y socialmente a las mujeres, cero comentarios como "está en sus días": no nos minimicen solo a unas hormonas, somos mucho más que eso, no nos condenen a cumplir los roles que desde hace siglos se nos han impuesto, ni juzguen a quienes no deseen llevarlos a cabo.

Para todas las mujeres: ¡ser mujer es un orgullo y un reto!